Infección de vías Urinarias

¿Qué son las infecciones en vías urinarias?

Es cualquier infección que se produce en el sistema urinario, las cuales se pueden dividir en infección de vías urinarias superiores (infección en los riñones) o infección de vías urinarias inferiores (infección en la vejiga y la uretra).

¿Cuáles son las causas?

Las infecciones de vejiga y riñones generalmente son causadas por una bacteria llamada E. Coli, que se encuentra principalmente en el sistema digestivo. Sin embargo, algunas veces pueden ser responsables otras bacterias.

Las infecciones de la uretra pueden presentarse cuando las bacterias del sistema digestivo se propagan desde el ano hacia la uretra, así como por infecciones de transmisión sexual, como herpes, gonorrea, clamidiosis y micoplasma.

¿Cuáles son los síntomas que se pueden presentar?

Síntomas generales

 

  • Urgencia para orinar.

  • Aumento en la frecuencia de necesidad de orinar.

  • Ardor o dolor al orinar.

  • Orinar frecuentemente en pequeñas cantidades.

  • Orina turbia y con olor fuerte.

  • Orina con sangre.

  • Dolor en el abdomen bajo o pelvis.

  • Fiebre.

 

Pielonefritis (Infección en los riñones)

 

  • Dolor en la parte superior de la espalda

  • Fiebre.

  • Temblor y escalofríos

  • Nauseas y vómitos

 

Cistitis (Infección en la vejiga)

 

  • Dolor en la pelvis o abdomen bajo

  • Aumento de la frecuencia de necesidad de orinar.

  • Dolor o Ardor al orinar.

  • Orina con sangre.

 

Uretritis (Infección en la uretra)

 

  • Ardor al orinar

  • Salida de secreción purulenta o transparente por el orificio uretral.

¿Cómo se diagnostica?

Durante el interrogatorio, exploración física en la consulta y realización de pruebas de laboratorio como un examen general de orina, cultivo de orina y estudios de imagen como ultrasonido o tomografía computarizada.

¿Cuáles son los tratamientos?

El tratamiento consistirá principalmente en la administración de un antibiótico y un analgésico, con los cuales se obtienen mejoría de los síntomas en un par de días. En caso de no haber mejoría puede ser necesario la hospitalización para administrar antibióticos intravenosos.

Medidas preventivas:

 

  • Tomar abundantes líquidos.

  • Beber jugo de arándanos.

  • Limpieza de adelante hacia atrás.

  • Vaciar la vejiga después de tener relaciones sexuales.

Evitar el uso de productos femeninos irritantes como desodorantes en aerosol, duchas vaginales o talcos.